La misión ‘casi’ imposible de Héctor Herrera

El futbolista mexicano del Atlético de Madrid tiene el reto de lograr la regularidad en una medular con la titularidad más cara

El centrocampista atravesó la campaña pasada un auténtico calvario por las lesiones, y ahora afronta su tercera campaña

Héctor Herrera durante un entrenamiento con el Atlético de Madrid.

A pesar de haber pasado desapercibida, una de las noticias de la semana en el Atlético de Madrid ha sido la recuperación de Héctor Herrera. El mexicano se ha perdido los tres primeros partidos por unas molestias en la zona abdominal que se produjo en la pretemporada contra el Feyenoord. Desde entonces y por precaución ha entrenado al margen del grupo.

Una gran noticia para Simeone. A pesar de que el ‘Zorro’ no ha terminado de explotar en el Atlético de Madrid, lo cierto es que el Cholo en varias entrevistas ha dejado caer que confía en él, y que cree que es un centrocampista diferente y que por su visión de juego puede aportar cosas diferentes al equipo. Sin embargo desde que llegó al Metropolitano las lesiones le han impedido tener continuidad.

Ahora, afronta su tercera campaña de rojiblanco con el reto de lograr continuidad cuando más complicado está jugar de titular en el centro del campo colchonero. Marcos Llorente, Koke y Lemar, fueron los titulares en el último partido dejando en el banquillo a internacionales por sus países como De Paul y Kondogbia. Sin olvidar que hace unos días salió Saúl porque Simeone le había dejado claro que iba a tener muy difícil jugar en la medular. Misión casi imposible para el Zorro.

Y es que Héctor Herrera llegó en el verano de 2019. Le costó debutar pero lo hizo por la puerta grande. El 18 de septiembre, en Champions League en el Wanda y ante la Juventus. El Atleti perdía 1-2 y en el descuento hizo el 2-2 de cabeza. Apoteósico. Tras aquello empezó a coger confianza y minutos, hasta que en noviembre, diciembre y enero se convirtió en titular, jugando once de 13 partidos desde el inicio. Sin embargo unas molestias en los aductores le tuvieron más de un mes de baja. Su reaparición fue tras el confinamiento, y la irrupción de Llorente y el buen momento de Koke hicieron que tuviese menos protagonismo. Eso si fue titular en los cuartos de Champions League ante el RB Leipzig en los que cayó eliminado.

La campaña pasada fue un auténtico calvario. Sólo jugó de titular en once partidos, en total 21 entre todas las competiciones. A partir de noviembre comenzaron sus lesiones, se perdió casi todo el mes por una lesión en el muslo. Pero jugó cuatro partidos, uno de ellos ante el Real Madrid y recayó de esa lesión. No volvió a jugar hasta finales de enero. Jugó siete minutos contra el Cádiz, y volvió a caer lesionado hasta el mes de marzo. Entre medias también fue uno de los jugadores que dieron positivo por Covid 19 en el pseudo brote. A finales de marzo cuando volvió a tener minutos, Simeone ya tenía el equipo hecho. Lemar se había hecho con un puesto en el once como mediocampista y en el caso de que no jugase Saúl entraba en su lugar. Así que su participación fue totalmente residual.

Ahora tiene una misión casi imposible por delante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *