Japón 2092 y cómo cambiar el orden mundial del fútbol: el plan nipón para ser campeones del mundo

El país asiático comenzó en 1992 una carrera de 100 años para cambiar su estatus. Japón comienza a despertar como gigante dormido del fútbol.

El fútbol no para de transformarse en busca de impedir que el interés por este deporte no decaiga como se está demostrando en los índices de audiencia. Japón es una de las grandes potencias del mundo, pero no lo es en el de esta modalidad. La realidad es que ni es el más practicado entre los japoneses, ni tampoco es el más visto, pero la repercusión de todo lo que pasa alrededor del globo con un protagonista nacional hace ver que tienen la suficiente potencia como para convertirlo en algo importante.

Si el fútbol quiere evolucionar, no puede dejar atrás a la parte del mundo del sol naciente. Para esto, es imprescindible contar con los países asiáticos, ricos en población y recursos con los que reforzar la apuesta por cualquier competición. Cada vez que hay un japonés que tiene éxito, toda una legión de prensa se asienta en el lugar donde triunfa. Lo mismo sucede con su repercusión en las redes sociales, uno de los principales medidores en este nuevo siglo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *